eSalud Blog

Interoperabilidad de los sistemas de salud

En el sector de la salud, la interoperabilidad es la capacidad que tienen los diferentes sistemas de información y aplicaciones de software de comunicarse, intercambiar datos y utilizar la información intercambiada.

Interoperabilidad de los sistemas de salud

Desde el punto de vista tecnológico, actualmente puede garantizarse el intercambio y portabilidad de los datos de salud de los pacientes.

Mejora de la seguridad del paciente y su atención continua

La interoperabilidad aumenta la seguridad del paciente al permitir el acceso y disponibilidad a los datos clínicos. Acceder a los datos clínicos en tiempo real permite atender pacientes desde cualquier punto, mejorando la calidad y continuidad asistencial.

Por ello, es un imperativo que los diferentes sistemas de salud puedan intercambiar información y transferirla de un sistema a otro a través de interfaces específicas, adaptadas o personalizadas, que estructuren la información de manera similar.

Además, tecnológicamente puede garantizarse hoy en día el intercambio y portabilidad de los datos para lograr sistemas de salud conectados.

Interoperabilidad: Torre de babel de los sistemas de salud

Por mucho tiempo, los sistemas de salud han hablado distintas lenguas, dificultando la comunicación e interacción entre ellos. Algo parecido a quienes quisieron construir aquella famosa torre en la antigua Mesopotamia. Personas que vieron frustradas sus pretensiones de tocar el cielo al empezar a hablar distintas lenguas por obra divina. Todo ello les llevó a ser presos de una tremenda confusión que impidió la culminación de una torre monumental.

Para intercambiar información fluidamente es indispensable la adopción de estándares sobre los que coincidan todos los sistemas de salud. Por ello, surgen organizaciones que pretenden unificar criterios en pro de la interoperabilidad, tales como HL7 International, HIMSS o NEMA.

Tanto para la interoperabilidad sintáctica (referida a la estructura de la comunicación) como para la interoperabilidad semántica, (que hace referencia al significado de la comunicación), el sector salud ha desarrollado  estándares para varios propósitos relacionados con mensajería, terminología, documentos, esquemas conceptuales, aplicación y arquitecturas.

Estándares de interoperabilidad en mensajería

Así, en mensajería, hay estándares que definen formato y estructura de elementos de datos facilitando la comunicación entre sistemas clínicos. Entre estos encontramos:

  • HL7 V2.X, HL7 V3. Para intercambiar datos demográficos, clínicos y administrativos
  • DICOM (Digital Imaging & Communications in Medicine). Define la forma para comunicar imágenes diagnósticas y datos asociados a éstas
  • ASC-X12 que ha sido diseñado para intercambiar tramitaciones, elegibilidad de pacientes y pagos de prestaciones
  • IEEE 1073 el cual determina mensajes para intercambiar datos con equipos de instrumentación biomédica

Estándares de terminología

Con respecto a estándares de terminología o datos en salud que agregan el componente semántico, se han desarrollado vocabularios y códigos para etiquetar conceptos clínicos como enfermedades, listas de problemas, diagnósticos, fármacos, técnicas y procedimientos, determinaciones analíticas y laboratorios, entre otros. Algunos de ellos son:

  • CIE-10 o Clasificación Internacional de Enfermedades. Define un catálogo de diagnósticos y procedimientos para fines estadísticos, facturación, costos y tramitaciones.
  • LOINC. Orientado a pruebas de laboratorio, métricas y observaciones clínicas.
  • SNOMED CT. Una gran ontología de conceptos biomédicos con descripciones, relaciones y gramática para construir expresiones clínicas.

Entre los estándares de documentos, que indican el tipo de información que debe incluirse en un documento y cómo este se estructura en secciones de contenido, se encuentra los estándares HL7 CDA (Clinical Document Architecture), CCDA (Consolidated CDA), y CCR (Continuity of Care Record) que define una vista consolidada o sumario de información de salud de un paciente incluyendo alergias, tratamientos, plan de cuidados y lista de problemas activos, para compartir información entre los profesionales de salud.

En conclusión, la interoperabilidad es un medio y no un fin en sí mismo, que se potencia utilizando estándares. No obstante, en salud existen estándares que dificultan las decisiones de interoperabilidad entre los sistemas con que interactúa un hospital. Por eso, es importante definir y establecer correctamente las políticas, estándares y guías a implementar.

Interoperabilidad de datos clínicos en los sistemas de salud: Algunos casos de éxito

España

Los sistemas de salud han trabajado para conectar, compartir y utilizar la información de los pacientes en la red hospitalaria de forma más eficiente y con mejores resultados. Pese a la complejidad de la interoperabilidad, existen muchos casos de éxito en España que demuestran que es posible. El proyecto de Historia Clínica Digital, por ejemplo, ha posibilitado el acceso controlado a la información del paciente desde cualquier punto asistencial.

Otro caso de éxito reciente es la receta electrónica interoperable. Este proyecto incorpora ya en un único sistema estatal de receta electrónica a 9 de 17 comunidades autónomas.

Los sistemas de Historia Clínica Electrónica en los servicios de Emergencias Médicas son otro ejemplo del impacto de la interoperabilidad en la seguridad y continuidad asistencial. Andalucía, Galicia y Cantabria, disponen de sistemas de información en este sentido. En Cantabria, el sistema HICEUS, desarrollado con la solución de everis ehCOS Emergency, permite registrar información en tiempo real y controlar el proceso asistencial de pacientes en Emergencias. HICEUS se integra con el sistema de gestión de Emergencias del 061 y la Historia Clínica de Atención Hospitalaria y Primaria.

Por otra parte, las Unidades de Cuidados Intensivos son un claro ejemplo de cómo puede impactar la interoperabilidad en la calidad de la atención del paciente crítico. Es el caso del Hospital Universitario Virgen del Rocío, que ha implementado el Sistema de Información ehCOS SmartICU en sus unidades de cuidados intensivos. El sistema automatiza la captura de información de biodispositivos conectados al paciente integrándola en la Historia Clínica y sistemas hospitalarios.

México

Expediente Clínico Unificado implantado en la red de 30 Hospitales de la capital de México

Recientemente, concluía en Ciudad de México el proyecto de digitalización y acceso compartido a los datos de los pacientes. Los 30 hospitales atienden a una población de 4 millones de habitantes.

Con el uso de la plataforma tecnológica de ehCOS se ha conseguido en 2 años que todos los sistemas de atención al paciente en los 30 hospitales sean interoperables entre sí. Así, se ha mejorado la seguridad y continuidad asistencial del paciente desde cualquier punto de atención de la capital. Con ello, también se ha aumentado la eficiencia del sistema de salud y disminuido costes de repetición de pruebas.

El Sistema de Administración Médica e Información Hospitalaria (SAMIH) ha transformado el proceso de atención de los pacientes en la Ciudad de México.

Implantación del Certificado Electrónico de Nacimiento (CEN) en México

Comunicar e intercambiar los datos de los recién nacidos en México ha sido todo un reto durante los últimos años. Desde su nacimiento, se utilizarán e intercambiará la información del recién nacido para comenzar su atención médica. A través de su Historia Clínica Electrónica se gestionarán enfermedades, vacunaciones, accidentes, hospitalizaciones, cirugía, tratamientos, alergias y toda su salud. Esto supone un gran avance en materia de acceso y derechos a los servicios de salud, al tratarse de un formato único para cada paciente que garantiza su identidad y protege sus derechos.

El CEN se ha implantado ya en 22 estados del país mexicano, y hasta la fecha se han emitido más de 100.000 certificados. Así pues, la interoperabilidad de la plataforma tecnológica ehCOS simplifica los procesos distribución, captura, resguardo y disponibilidad de información de los mexicanos. Así, mejora la seguridad y privacidad de la información incorporando la firma electrónica avanzada, sellos digitales e información biométrica electrónica.

Los retos de la interoperabilidad ante el cambio de paradigma de la gestión de la salud basada en el valor

Hasta ahora, la interoperabilidad se centraba en la comunicación, intercambio y uso de información entre proveedores de salud y pacientes.

Ante el nuevo paradigma de gestión de salud basada en el valor al que se acercan los sistemas de salud, la interoperabilidad debe ampliar su alcance y garantizar el intercambio de información. Intercambio entre los actores que colaborarán en la gestión del valor en salud: hospitales, proveedores, pacientes, gobierno, aseguradoras, etc.


Referencias

(1) HIMSS Dictionary of Healthcare Information Technology Terms, Acronyms and Organizations, 2nd Edition, 2010, Appendix B, p190.

Artículo actualizado a partir de la publicación del post Interoperabilidad: La torre de babel de los sistemas de salud en el blog de la esalud.

También te recomendamos

Muchas gracias por su interés. Déjenos sus datos y en breve nos ponemos en contacto




Nombre
Apellidos
Teléfono
Correo electrónico (*)
Organización
Cargo
Función
País (*)



Seleccione el producto de su interés:
ehCOS CLINICehCOS SmartICUehCOS Remote healthehCOS Triageotros
Comentarios:
Acepto la cesión de mis datos a las empresas del Grupo EVERIS en relación con la gestión de demostraciones de producto. Más info
Acepto recibir la newsletter de Everis Spain, S.L.U.