eSalud Blog

La revolución del mHealth: de las apps a la gestión del dato de salud

La revolución del <em>mHealth</em>: de las <em>apps</em> a la gestión del dato de salud

El mHealth impulsa la innovación del sector

Que la tecnología ha transformado la forma en que las personas nos relacionábamos con el mundo es algo que, a estas alturas, es incuestionable. Y es que, vivimos en un mundo en el que si algo puede ser digital, lo será. En ese sentido, el mHealth ha contribuido en los últimos años a esta transformación.

Según revela un estudio, el 60% del tiempo que pasamos en el mundo digital lo invertimos utilizando aplicaciones. Un uso que se ha incrementado un 111% en los últimos 3 años 1. Como si de un capítulo de ‘Black Mirror’ visto hace años se tratase, hoy en día utilizamos apps para (casi) todo: comunicarnos, comprar, ver vídeos, gestionar nuestros ahorros, buscar trabajo, hacer ejercicio o, incluso, buscar pareja, entre una larga lista de etcéteras.

Una auténtica revolución que no ha tardado en llegar al sector salud y convertirse en una de tendencia clave este 2018. Y ha llegado para quedarse.

Las apps móviles y su aplicación en salud

El mHealth es, según definición de la OMS, “la práctica de la medicina y la salud pública soportada por dispositivos móviles como teléfonos, dispositivos de monitorización de pacientes, asistentes digitales y otros dispositivos inalámbricos”. Todo ello, incluye aplicaciones sobre el estilo de vida y bienestar que conectan a las personas con dispositivos médicos o sensores, recordatorios de medicación e información de salud a través de mensajes y servicios de telemedicina 2.

Las aplicaciones móviles cambiarán el futuro de la salud y la práctica clínica para siempre. El crecimiento vertiginoso del mHealth actualmente revela cifras asombrosas: más de 97.000 apps de salud pueden descargarse hoy en día. De ellas, el 70% están destinadas a bienestar y deporte. El restante 30% son exclusivas para pacientes y profesionales de salud. Apps que facilitan el acceso a datos de salud del paciente, monitorización, diagnóstico por imagen o control de medicación, entre otros 3.

En Latinoamérica, por ejemplo, el uso de aplicaciones móviles para pacientes y profesionales de salud se erige como el mercado más prometedor. Las aplicaciones para el control de pacientes crónicos serán las de mayor crecimiento en los próximos años.

Oportunidades del mHealth

El mHealth tiene potencial para jugar un papel fundamental en el presente y futuro de la salud. Sin dudas, será una herramienta clave para solventar los actuales problemas del sector. Problemas como el envejecimiento de la población, la inequidad en el acceso a la salud o la prevalencia de enfermedades crónicas comprometen la sostenibilidad de nuestros sistemas de salud. Las apps de salud abren la puerta a nuevas oportunidades para enfrentar estos desafíos:

  • Apuesta por la prevención. El mHealth ayuda a detectar en una etapa temprana la condición crónica de los pacientes a través de apps para el diagnóstico remoto, compartiendo los datos de diferentes wearables con los médicos. Las herramientas para el autocuidado promueven la prevención con comportamientos saludables, motivando y comprometiendo a los pacientes con su salud.
  • Ayuda a la sostenibilidad de los sistemas de salud. La monitorización de pacientes o la comunicación en tiempo real médico-paciente contribuyen a hacer más eficiente el sistema de salud. Las apps permiten reducir consultas y hospitalizaciones innecesarias y ejercer mayor control sobre pacientes con enfermedades crónicas, entre otros. Con el mHealth pueden reducirse en un 15% los costes gracias a la monitorización remota de pacientes 4.
  • Telemedicina. El mHealth en los países en vías de desarrollo supone una oportunidad reducir la inequidad de acceso a la salud. Así, las apps ofrecen la posibilidad de llevar la salud a zonas remotas, con difícil acceso o falta de especialistas.

Sin embargo y, como veremos más adelante, todavía hay un reto pendiente. El desafío de las TIC es asegurar la interoperabilidad de las apps con los datos de la Historia Clínica Electrónica. Con ello, el alcance e impacto de esta tecnología empezará a tener efecto en los resultados de salud.

El mHealth en cifras

97.000 apps de salud
70% apps de bienestar y deporte
30% apps para médicos y pacientes

Apps para médicos vs. apps para pacientes

El mHealth abarca aplicaciones diversas, con diferentes motivaciones, que tienen un gran potencial en el proceso de transformación digital de las organizaciones. Los beneficios globales, mencionados en el punto anterior, son solo un pequeño ejemplo de lo que las aplicaciones móviles pueden aportar en la mejora de la atención de pacientes, la experiencia del usuario y la optimización de los servicios de salud.

El paciente es, sin lugar a dudas, el agente más beneficiado derivado del crecimiento del mHealth. La utilización de apps móviles empodera y convierte al paciente en un sujeto más activo al permitirle un manejo más independiente del cuidado de su salud. Este impulso de autocuidado –fomentado por estas apps– es especialmente útil aplicado a pacientes con enfermedades crónicas, pues facilita la adherencia al tratamiento y su seguimiento de forma remota. Al registrar sus datos en estas apps, puede controlarse a sí mismo y ser controlado por su médico, detectando cualquier anomalía que pueda influir en su condición.

Al mismo tiempo, algunas apps facilitan la comunicación del paciente con los profesionales de salud, permitiendo hacer consultas sobre su tratamiento, diagnóstico, medicación, etc. sin necesidad de acudir al hospital.

Por otro lado, el mHealth contribuye positivamente a la modificación de los hábitos de las personas hacia conductas más saludables y beneficiosas para su salud. A través de la gamificación, algunas apps ayudan, a través de retos y recompensas, a dejar atrás malos hábitos como llevar una dieta poco saludable, no hacer ejercicio o fumar. Con toda esta cantidad de datos, el reto ahora es hacer uso de esa información a través de su explotación, con el objetivo de ser capaces de desarrollar una medicina basada en la precisión y la evidencia clínica. Pero no solo vamos a contar con la información relativa al genoma, sino también toda aquella relativa al entorno que nos rodea: costumbres, hábitos alimenticios, medio ambiente y antecedentes familiares, entre otros.

Pese a que las aplicaciones para el paciente suelen ser las más conocidas, el uso de aplicaciones en el contexto de uso clínico es de extraordinaria importancia para los profesionales de salud. Un informe de 2015, realizado sobre las respuestas de más de 500 profesionales de salud y 1000 usuarios de apps, reveló que el 46% de los profesionales de salud tenía previsto introducir aplicaciones móviles en su práctica clínica en los próximos 5 años 5.
Entre los beneficios que destacan del uso de apps de salud por parte de los médicos encontramos los siguientes:

  • Diagnósticos y tratamientos más precisos al contar mucha información del paciente en cualquier momento y lugar. Información médica, psicológica, de actividad diaria o entorno, recopilada de dispositivos apps móviles o registrada en su Historia Clínica Electrónica.
  • Mayor eficiencia y productividad. Un estudio realizado en 2013 a médicos de EE.UU revela que la mayoría de ellos cree que la adopción de aplicaciones móviles en salud puede mejorar la eficiencia de la práctica clínica 6. El uso de aplicaciones móviles por parte de los profesionales de salud optimiza su labor puesto que permite el acceso de forma más rápida y eficiente a la información del paciente y mejora la coordinación entre profesionales de salud.
  • Aumento de la seguridad del paciente. Las aplicaciones móviles para profesionales de salud permiten la monitorización y seguimiento continuo del estado del paciente. A través de estas herramientas, como ehCOS My Hospital, médicos y personal de enfermería tienen la posibilidad de revisar las constantes vitales, pruebas de laboratorio o notas de evolución del paciente, permitiendo tomar decisiones sin necesidad de estar en el hospital, así como también es posible reconducir procesos.

La ciberseguidad en las apps móviles

Las aplicaciones móviles en salud ofrecen la oportunidad de recopilar una cantidad ingente de información del paciente que puede ser y, será utilizada, no solo para mejorar sus resultados de salud sino también en la prevención e investigación de enfermedades, etc. Sin embargo, el rápido desarrollo del mHealth arroja otras preocupaciones en relación al procesamiento de esta gran cantidad de datos recopilados en estas apps por parte de los pacientes, profesionales de salud, autoridades, etc.

Los datos de salud son datos por naturaleza sensibles y que merecen una especial atención en cuanto a su privacidad y protección. De hecho, un estudio desprende que el 45% de usuarios se muestran preocupados por un uso no deseado de la información registrada en estos dispositivos con fines médicos7. Todavía son muchas las personas que temen a que sus datos sean accidentalmente expuestos o revelados a fuentes no autorizadas. Además, el hecho de perder o que estos dispositivos puedan ser robados supone un gran problema para la seguridad de los datos.

Por ello, es fundamental implementar soluciones de seguridad específicas como la encriptación de los datos del paciente o mecanismos de autenticación para disminuir riesgos en relación a la seguridad de la información8.

Oportunidades para la integración del mHealth en los servicios de salud existentes

El vertiginoso crecimiento del número de aplicaciones móviles enfocadas al ámbito de la salud no ha causado – al menos de momento- verdadero impacto en la práctica clínica diaria. Pese a contar con miles de herramientas que facilitan el control y monitoreo de nuestra salud desde cualquier momento y en cualquier lugar, la mayoría se encuentran aisladas y desconectadas de otros sistemas existentes.

Es momento de pasar al siguiente nivel y así lo demuestra un estudio sobre dispositivos móviles en salud, donde el 93% de los médicos encuestados aseguró que la salud móvil solo funcionaría si se integran estas aplicaciones y dispositivos a otros sistemas hospitalarios9.

Y es que, una vez desarrolladas estas apps que nos permiten recopilar información muy valiosa sobre nuestra población y pacientes, necesitamos conectarla con el resto de sistemas hospitalarios, como por ejemplo la Historia Clínica Electrónica del paciente. El reto del mHealth en los próximos años pasa por trabajar para que se movilicen y compartan los datos entre los sistemas de salud con el objetivo de conseguir una transformación integral y real del sistema de salud tal y como lo conocemos hasta la fecha.

La integración de toda la información registrada en estas aplicaciones con la Historia Clínica Electrónica, supondrá un enorme salto de calidad y precisión en el diagnóstico, tratamiento, control e, incluso, prevención de enfermedades.

En ese sentido, everis ha desarrollado la aplicación móvil ehCOS My Hospital, cuyo objetivo principal es el de dar soporte a médicos y hospitales en el control de sus pacientes y centros de salud. Para ello, ha sido necesaria la integración de esta app con información registrada en la Historia Clínica Electrónica del paciente ehCOS CLINIC. A través de esta herramienta, médicos y gestores hospitalarios pueden acceder a resultados de pruebas, diagnósticos, agenda o consultar indicadores de salud de la organización respectivamente.


Ditendria. (2017). Informe Mobile en España y en el Mundo. 

World Health Organization. (2011). mHealth: New horizons for health through mobile technologies (Volumen 3).  

European Comission. (2014). Green Paper on mobile Health (“mHealth”).

Mc Kinsey and GSMA, “mHealth: A new visión for Healthcare”, 2010.

5,6 Research Now. (2015). Are mobile medical apps good for our health?.

7 European Comission. (2014). Green Paper on mobile Health (“mHealth”). 

8 Lee, Kristen. (09 de febrero, 2017). Cibersecurity of medical devices: the new threat landscape [en línea]. SearchHealthIT.

9 Wicklund, Eric. (20 de diciembre, 2017). Health System CIOs Are Ready to Take mHealth to the Next Level [en línea]. mHealth Intelligence.

Recursos

  • La evolución de tus pacientes dondequiera que estés

    ehCOS My Hospital, la app para médicos y organizaciones de salud. Probar app
  • Transformar el dato de salud en evidencia y conocimiento.

    Transformar los datos en información de calidad para la toma de decisiones. Ver vídeo
  • Los retos de la transformación digital en salud

    ¿Cuáles son las oportunidades y desafíos de la transformación digital de los hospitales? Descargar whitepaper

Muchas gracias por tu interés. Déjanos tus datos y en breve nos ponemos en contacto

Nombre (*)
Apellidos
Teléfono (*)
Correo electrónico (*)
País (*)
Organización (*)
Tipo de organización (*)
Número de camas (*)
Soporte actual (*)
Cargo(*)
Función (*)
Seleccione el producto de interés:
ehCOS CLINICehCOS SmartICUehCOS CMKehCOS TriageehCOS Emergency
Comentarios:
Acepto la cesión de mis datos a las empresas del Grupo EVERIS en relación con la gestión de demostraciones de producto. Más info
Acepto recibir la newsletter de Everis Spain, S.L.U.